sábado, 20 de marzo de 2010

9 am

I.
No tengo una cama,
ni un lugar donde descansar mi alma.
Pero tengo un rincón,
con pinturas, libros y polvo musical.
Ningún hombre visitó mi cama,
aún no se yo dónde ella queda.

1 comentario:

  1. buena guille! hace rato que no se te veía por estos lugares...

    ResponderEliminar